Descarga eléctrica

descarga electrica


 

Escondía sus ojos detrás de unas Ray Ban negras falsas, de corte italiano, que había comprado a un vendedor ambulante aquella misma tarde. Pose inigualable, apoyado en la pared, con una pierna flexionada sobre la misma y la otra estirada. Con las manos en los bolsillos de sus blue jeans,  y observando todo lo que sucede a su alrededor con una mirada ávida e inquieta.

 De repente ella. La primera vez que la ve. Y sus pupilas permanecen tan inmóviles que distingue, con el primer enfoque, unos enormes ojos azabache, una nariz respingona entrañable y unos labios carnosos, frescos, quizás algo húmedos. Luego repara en su transgresor corte de pelo que acentúa el color moreno de su piel. Todo un conjunto que provoca  que los electrones de su cuerpo comiencen a moverse rápidamente.

 Algo en su interior se está agitando. Es incapaz de apartar la vista de aquella cara. El descaro llega a tal punto que la observada se da cuenta de la situación y esbozando una leve sonrisa se acerca a él y le dice:

 – ¡Esas gafas falsas te van a quemar las retinas! – la leve sonrisa se convierte en mueca completa dejando al descubierto unos dientes blanquísimos, perfectos.

 Toda una descarga eléctrica recorre su cuerpo tras oír aquellas palabras. Él devuelve la sonrisa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s