Puro arte

cuadro


Él, masticaba chicle de forma ostentosa, mientras ella, ladeaba la cabeza a un lado y otro, alternativamente, como si quisiera ver más allá de lo que le permitían sus ojos.

Se rascó la cabeza y comenzó a mirar a la gente que estaba a su alrededor. Todos tan arreglados, tan finos con sus trajes de las grandes ocasiones, y él con sus vaqueros negros y unas Converse marrones de pana que necesitaban ser sustituidas con urgencia –lo habían dado todo en el terreno de juego-.

Ella había comenzado a jugar con el lápiz. Se lo metía en la boca y lo llevaba desde una comisura a la otra, como si fuera una varita mágica que permitiera ampliar la comprensión en un instante. Cuando lo sacó, estaba lleno de baba y su borde superior totalmente destrozado. Lo había mordido con decisión y fuerza. Cerró los ojos y se preguntó interiormente si aquellas visitas culturales servían para algo. En alguna ocasión, incluso, se había llegado a sentir estúpida ante su falta de entendimiento.

Carraspeó en un vago intento de meterla prisa, y ella le miró, de forma violenta,  haciéndole un gesto para que intentara aguantar un poco más.

Todavía era incapaz de ver, incapaz de adivinar en aquel cuadro postmodernista, lo que estaba dibujado; a pesar de que llevara por título “Anatomía humana”.

3 thoughts on “Puro arte

  1. Juan, tienes un gran talento para escribir. Tus cuentos tienen el tamaño que me encanta y un contenido que comunica mucho!!! felicidades.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s