Se dejaba llevar

Foto 49. 4200 en Forges d'Abel [640x480]


Ahí estaba yo, medio desorientada en el andén de la estación de trenes viendo cómo la vida –o mejor, las decisiones que otras vidas toman –  me robaba a lo que más quería; y con él todos los recuerdos que había acumulado durante aquel, escaso y rápido, verano, que había volado como un suspiro en medio de una situación intensa.

 Todo aquel momento, se podía haber aderezado con una especie de banda sonora de trompeta que languideciera un poco más el ambiente que se creó, cuando le miré a los ojos y le dije, una y otra vez: “Te quiero Carlos” con una voz tierna, casi susurrada; y elevándola, acto seguido, exhortando un “Que te me devuelvan vivo”, que hicieron que nuestros ojos se inundaran de lágrimas y que el abrazo fuera infinitamente fuerte y efímero en el tiempo.

 Luego el tren marchando poco a poco, llenando de vapor las vías, cargando un poco más el momento, haciéndolo más dramático, mientras elevaba el brazo derecho y lo agitaba a modo de “adiós” perpetuo. Él, mientras, se dejaba llevar.

2 thoughts on “Se dejaba llevar

    1. Muchas gracias gatolupa. La verdad es que es uno de esos instantes tristes que tenemos grabados -creo que casi todos – de las películas en blanco y negro, o que hemoss sufrido incluso en nuestras carnes.
      Gracias por leerme y comentar. 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s