Donde vaya el agua

gotas de lluvia

A donde van las gotas de lluvia no podemos ir
pues nos mezclamos con el barro
o el sol nos volatiliza en un instante.

O nos ponemos negros al chocar con el asfalto,
aunque seamos transporte de vida para la vegetación
que enraizada suspira durante el verano.

Puedes optar por deslizarte por un cristal
al tiempo que lo limpias,
tal vez sea mejor serpentear entre piedras
y acabar muriendo en el cauce del manantial.

A donde van las gotas de lluvia no podemos ir
pues morimos solos entre relámpagos
o somos expulsados de la nube por los arcanos.

O nos empujan los truenos hacia el abismo de lo desconocido,
aunque queramos con locura a nuestras hermanas
que se quedan gélidas en invierno con nuestras estampidas.

Puedes optar por aterrizar en el pelo de alguien
al tiempo que lo mojas,
tal vez sea mejor caer con furia bravía
e inundar el cultivo

transformándolo en pedazos de barro
que como islas salpican el mar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s