Cita a ciegas

308525_CJJBSZPFN131Q2BRLOAITWV1CD354U_7a1a67eafef8fb5b9994d512b22827fd-web_H012018_L


Nervios. La tiemblan las piernas como si, bajo sus pies, se estuviera produciendo un terremoto. Un retoque por aquí y otro por allá. No atina con el maquillaje que mejor la va; quizás será por la poca costumbre a utilizarlo.La encanta ir natural. El espejo empieza a estar harto de reflejar la misma imagen.  Eternos vistazos al armario y eternas dudas ante qué ponerse para causar una buena primera impresión. La cama está llena de ropa que ha sido desechada y que tardará en recuperar un sitio preferente en su vestuario. Al final se decide por un coqueto vestido de dos piezas que cabalga entre la sencillez y la elegancia.

Y todo a un ritmo frenético con pinceladas de suspiros que inundan el ambiente. Una mirada al reloj y el ritmo se incrementa a niveles estratosféricos. Si no se da prisa llegará tarde y aún tiene que elegir los zapatos. Entre la multitud de pares que tiene escoge unos color beige con medio tacón por si a quien espera no es muy alto. No quiere dejar al libre albedrío ningún detalle. Por una vez busca algo perfecto. No quiere volver a fallar.

De encima del aparador de la entrada coge el libro de poemas pactado y del perchero un pañuelo rojo que también es necesario para que la identifique la persona con la que ha quedado. Último vistazo al espejo acompañado de un ligero retoque en el pelo, y una mueca que esboza una sonrisa propia de la tensión del momento.  La puerta se cierra tras su salida llena de temores y a la vez esperanzas.

Tras tres largas horas de espera se vuelve  a abrir. Una vez más entra con los ojos aguachinados y el libro de poemas vuelve a ocupar el sitio de los últimos meses. Los zapatos salen volando con rumbo indefinido y ella se tumba en el sofá, a oscuras, pensando de nuevo, que el amor no está hecho para ella. Hoy ni siquiera se presentó el chico con el que había quedado. Jura que no volverá a acudir a ninguna cita a ciegas que le proponga la agencia a la que se ha apuntado.

6 thoughts on “Cita a ciegas

  1. Ufff, me ha costado mucho devolverte la visita… Ufff… Pero he podido llegar… Ufff… Es que tuve problemas con mi monciclo… Ufff… XD
    Muchas gracias por visitar mi Ruka de colores.
    Por ahora me quedo con una buena “Cita a ciegas”. Así puedo curiosear un poquito.
    Saludicos 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s