No recuerdo (Al olvido)

aaarec


Hay muchas cosas que se nos pueden olvidar.

Otras que olvidamos a posta porque no nos acaban de importar.

Algunas nos importan y el tiempo las acaba por borrar.

Su cara, su olor, su manera de enseñar,

esa forma de mover las manos al hablar,

el azul, tal vez verde

de unos ojos que miraban tímidos al mundo

y que con sonrisas se enfrentaban a lo que se ponía oscuro,

a los golpes bajos de un boxeador

más cabrón que la propia vida,  mucho más fuerte,

al que sólo se le podía ganar con extrema paciencia,

o con ayuda externa….

O tal vez era invencible.

El suelo siempre olió a derrota.

Las vitrinas no tenían placas, ni trofeos, ni medallas.

Estaban vacías.

Y las fotos nunca te hicieron justicia

porque lo bueno lo tenías bien adentro.

No las miro. Sólo me detengo ante tu epitafio

y recuerdo lo que puedo. Intento seguir el sendero

poniendo en práctica aquello que se me marcó a fuego.

Y ya ni siquiera se cómo eran aquellos besos

mientras me arropabas durante los últimos inviernos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s