Agradezco que estés aquí

aaaperro


Lo hemos dicho mil veces: no hace falta dar las gracias.

Aún así te las doy y te desobedezco con mi mirada tenue.

Esa a la que no te puedes aguantar,

la que es capaz de conseguir que cielo y tierra

se vuelvan a unir y regresemos al minuto cero,

al segundo menos uno

de nuestro particular comienzo del universo

en aquella plaza abarrotada de gente

donde se nos inoculó el amor

a golpe de lluvia primigenia,

a bocados de un futuro que se nos había pintado en negro.

Tú pasaste por delante,

y mi perro ya descubrió en ti que eras la elegida.

Casi nunca huele a alguien con tanta insistencia.

No suele dejarse acariciar por desconocidos

y con tus manos, sin embargo, disfrutaba.

Sacaba la lengua kilométrica con insistencia

mirándome en señal de aprobación

y me guiñaba a su modo, un ojo.

Quien no sepa aprovechar la dulzura de un cocker,

en ciertas situaciones,

no merece llamarse amante de los animales.

Ahora agradezco que estés aquí,

en nuestro sofá morado, casi lila,

después de mil caricias perrunas,

de noches antológicas,

de conversaciones metafísicas

sobre cómo surgió lo nuestro,

de ensayos y errores

en la probeta cristalina de la vida,

de lugares descubiertos

como nómadas del Neolítico,

de un beso robado,

casto, puro y hasta el extremo tímido,

de darnos la mano

cada vez que pisamos la calle

y pasamos con el perro

por dónde comenzó nuestro gran misterio.

9 thoughts on “Agradezco que estés aquí

  1. Tuve un precioso cocker negro, Zar se llamaba, que tenía mucha más sensibilidad que la mayoría de la gente que conozco…
    Él, como nadie, me acompañó en momentos muy negros de mi vida y aún hoy, le echo de menos. Gracias por asomarte a mi blog.
    Estrella.

    1. Y la sensibilidad de los cockers es especial tambien, al igual que su tozudez, pero son esos ojos…y no hay mas que hablar!!! Gracias a ti por asomarte de verdad!!!

      1. Estoy de noche trabajando, y tengo a Gus (porque mi cocker se llama Gustavo, jejeje) aqui al lado, tumbadote, dormido…y yo no paro de moquear y llorar despues de leer tu carta…tanto por lo bien que vivio Zar como por lo que sufrio en el ultimo año…Son amigos, los perros son los mejores amigos…, y alguien que no haya vivido eso, alguien que no haya compartido su vida con un animal, no lo sabe…, es como si se perdiera una parte importante de la vida!!! Gracias por compartir asi, en una carta como esa, tus sentimientos!!!!

      1. Que vuelvo a sentirme identificada con un relato tuyo. Solo te he comentado uno más, el de la actriz, pero ya van varios que leo y me siento identificada^^

      2. Jejeje es que tenia dudas de por donde podia ir el comentario, y mas, siendo el perro quien habia elegido…:) Me alegra que te guste lo que escribo!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s